Tratamiento para otitis en en bebés y niños

Muchos médicos al detectar que la causa del dolor de oído se debe a una infección lo que hacen para calmar el dolor y que el trastorno desaparezca es recetar un antibiótico, como por ejemplo lo es para estos casos la conocida amoxicilina, que se debe dar a los niños una vez que se suministró por primera vez durante siete a diez días en total, o hasta que finalmente se terminen las dosis de remedio que vienen dadas por la farmacia, ya que de lo contrario la infección puede calmar, pero reaparecerá más adelante, no erradicándose el problema.

77

Tratamientos:

Además el médico también puede recomendar analgésicos como el paracetamol o el ibuprofeno o directamente gotas para los oídos, para ayudar con la fiebre ocasionada por la infección y el mismo dolor desaparezcan.

Debido a que la aspirina es considerada un importante factor de riesgo prevenible para el síndrome de Reye, un niño que tiene fiebre u otros síntomas de gripe no se debe administrar aspirina a menos que su médico así lo indique. ¿Que sucede cuando no pueden aun diagnosticar con certeza que es otitis?

Si su médico no es capaz de hacer un diagnóstico definitivo de la otitis y su hijo no tiene dolor de oído intenso o fiebre, podría pedirle que espere alrededor de un día o dos para ver si el dolor de oído se va por sus propios medios, sin necesidad de indicar algún tipo de medicamento.

Los pediatras hoy en día siguen directrices que animan a los médicos a observar y seguir de cerca a estos niños con infecciones de oído que no se pueden diagnosticar definitivamente, especialmente aquellos que tiene una edad entre 6 meses a 2 años de vida. Si no hay mejoría dentro de las cuarenta y ocho a setenta y dos horas a partir de cuando comenzaron los síntomas, las directrices recomiendan a los médicos comienza el tratamiento con antibióticos.

Un-remedio-casero-para-el-dolor-de-oidos-1

Porque no usar siempre antibióticos:

A veces el dolor de oído no es causado por una infección, y algunas infecciones del oído pueden mejorar sin necesidad de suministrar al niño algunos antibióticos.

Además el uso de antibióticos con cautela y con un buen cuidado y razón ayuda a prevenir el desarrollo de bacterias que se vuelven resistentes a los antibióticos. Dándoles continuamente medicinas a los niños sin que verdaderamente las necesiten hará que el día de mañana las mismas no surtan el efecto necesario, matando la enfermedad. Si su médico le receta un antibiótico, es importante asegurarse de que su hijo tome exactamente según lo prescrito y por el importe total de tiempo prescripto. A pesar de que su hijo puede parecer mejor en unos pocos días, la infección todavía no ha desaparecido por completo de la oreja. Si se para el medicamento demasiado pronto podría permitir que la infección regrese más tarde. También es importante volver para la visita de seguimiento de su hijo, para que el médico pueda detectar si la infección ha desaparecido y ver como continuar en cada caso para cada niño.
istock_000013749302small

¿Cuánto tiempo le lleve a mi hijo a mejorar?

Su hijo debe comenzar a sentirse mejor dentro de unos pocos días después de la visita al médico. Si han pasado varios días y su hijo todavía parece enfermo, llame nuevamente a su médico para que lo revise y vea si no es otra dolencia la que está sufriendo, ya que su hijo podría necesitar un antibiótico diferente.

Si una vez que la infección desaparece, el líquido todavía permanece en el oído medio, no se preocupe que normalmente este desaparecerá alrededor de tres a cinco semanas más tarde de comenzada la infección.

No dudes en dejar tu comentario.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here