Colecho o no colecho? Esa es la cuestión…ventajas y desventajas

El colecho: ventajas y desventajas

El colecho (dormir con el bebé o también conocido como el compartir la cama o tener una cama familiar) es la práctica de tener a su bebé en su cama con usted durante la noche. El colecho promueve la lactancia materna y la unión con su hijo, y es más seguro que la cuna o cama para dormir cuando se practica correctamente. El colecho más allá de los años de lactancia materna es común en muchas culturas no occidentales, e incluso   muchas familias deciden extender la práctica del colecho través de la niñez temprana y hasta bien entrada la infancia media.

El hecho de que los bebés y niños duerman en un cuarto separado al de sus papás, se debe a una práctica exclusiva y puramente cultural. Los niños prosperan y crecen de manera óptima cuando se sienten seguros, cerca de sus padres y familiares, especialmente durante el sueño que es cuando son más vulnerables. Muchos padres de hoy creen que el colecho es una manera de dar una vida saludable a sus hijos.

Cómo puedo saber si la practicar el colecho es adecuado para mi familia? 

La decisión de crear una cama de la familia es personal. Lo que funciona para otras familias puede que no funcione para la tuya. La salud y la seguridad de tu hijo son las consideraciones más importantes. Algunas personas aman la comodidad de compartir el sueño. Otros dicen que tener un niño inquieto en la cama con ellos hace que sea difícil conciliar el sueño.Algunos bebés duermen mejor junto a sus padres. Otros parecen más felices durmiendo solos en su cuarto.

Algunas cuestiones para considerar:  

Puede ser una forma de pasar tiempo con tu familia:

 

Para las familias ocupadas de hoy, acurrucarse en la cama juntos puede ser una manera de conectarse después de un largo día de trabajo y de estar separados. El colecho puede mejorar, sobre todo, la cercanía entre el padre u otra pareja y el bebé, que no tienen la conexión física de que una madre que amamanta y su bebé tienen o pueden simplemente tener menos tiempo para estar juntos durante el día.

Puede resultar fácil para las madres que amamantan a sus hijos:

 

Las mamás que ponen en práctica el colecho dicen que es más fácil para amamantar y alimentar con mamadera a su bebé si lo tienen a su lado durante la noche. Si usted amamanta a su bebé, una vez que se sienta cómodo con su bebé acurrucado junto a usted, puede encontrar que apenas se despierta cuando es hora de comer. Es cuestión de darle la teta y volver a dormir sin tener que salir de la cama.Si le da la mamadera, puede tener una botella preparada en la heladera para darle a su hijo cuando se despierta, y luego volver a dormir tan pronto como termine.Sin embargo, otros dicen que la proximidad hace que su bebé se despierte más seguido para alimentarse. Y el colecho puede hacer más difícil lograr el deteste. Generalmente, los bebés que toman leche materna, desarrollan el hábito de despertarse varias veces durante la noche para alimentarse, muchas veces más allá de que tengan una necesidad física para hacerlo. A veces la teta se torna un mimo o una manera de tranquilizarlos

Puede afectar los momentos de intimidad con su pareja:

Algunas madres y padres descubren que la cama de la familia hace que sea más difícil para ellos encontrar tiempo a solas para volver a conectar, o pone un freno a su vida íntima y sexual. Otros padres dicen que los hace más ingeniosos y creativos para encontrar tiempo para estar solos. Si comparte la cama con su hijo, puede que tenga que planificar ese momento para estar a solas con su pareja en lugar de esperar a que ocurra de manera espontánea. Dependiendo de su punto de vista y cómo se siente, la planificación de la intimidad podría ser un desastre o una aventura divertida.

Como pueden ver, dormir o no con los hijos es una decisión de cada familia. cada uno tiene que hacer lo que le resulte más cómodo en su vida cotidiana.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here